Denominación de origen “Miel de la Alcarria”

logo_miel_doLa “Miel de La Alcarria” consigue su acreditación de calidad a nivel nacional como denominación de origen en el año 1992 y cuatro años más tarde se reconoce por la Comisión Europea como Denominación de Origen Protegida.

El territorio que ocupa pertenece a las provincias de Guadalajara y Cuenca con 150 y 70 municipios respectivamente, formando una unidad geográfica de 4.200 km2, que da lugar a la comarca natural La Alcarria, reconocida precisamente porque sus habitantes han vivido tradicionalmente ligados a la actividad apícola. Anualmente se celebran eventos como el premio“Su peso en miel “, en Peñalver, y de manera muy destacada la feria regional apícola de Pastrana.

En general se trata de un medio con suelos margosos y calizos del terciario, con un clima continental, con grandes oscilaciones térmicas y escasa pluviometría, que limita el crecimiento vegetativo.

La flora es la típica mediterránea con abundancia de plantas aromáticas de la familia de las labiadas que con la presencia de la abeja (apis mellífera) da lugar a una miel de una consistencia que puede ser fluida, viscosa, y en muchos casos cristalizada lo que avala su pureza y calidad, es muy suave al paladar y rica en aromas al no permitirse procesos de pasteurización, conservando íntegras sus propiedades terapéuticas.

Según su origen floral se clasifican en tres tipos:

  • Miel monofloral de espliego (Lavándula latifolia M.).
  • Miel monofloral de romero (Rosmarinus officinalis L).
  • Milflores (mezcla de flores diversas).

Para velar por la calidad del producto, el Consejo Regulador certifica la conformidad del producto desde el origen pasando por los procesos de producción, envasado y comercialización, garantizando la máxima calidad al consumidor a través del etiquetado correspondiente.

Encuentra “Miel de La Alcarria” en nuestra sección de Miel.