Cordero de la Alcarria

logo_corderoalcarriaEl Cordero de La Alcarria (CORAL) identifica una carne exquisita, que destaca por su excelente calidad. Así lo ha reconocido la administración regional en mayo de 2009 otorgándole el distintivo ‘Marca de Calidad Diferenciada’ como Figura de Calidad Agroalimentaria de Castilla-La Mancha.

La consecución de este sello ha sido una de las prioridades de la Asociación CORAL, desde que se constituyó en el año 2003. Esta marca garantiza que la producción, manipulado, faenado y comercialización de esta carne está controlada en todo momento. Según recoge el Reglamente de la Marca, su finalidad es “servir al consumidor una carne que le permita identificar, con total seguridad, el origen de este producto y con la que tenga garantizado un exigente nivel de calidad en todo momento”.

Cómo es el Cordero de la Alcarria

La alimentación y el entorno natural en el que se crían los corderos de La Alcarria determinan su sabor único. La carne que se obtiene se puede clasificar en dos tipos según el animal del que proceda, tras su sacrificio:

  • Lechal de La Alcarria. Canal, media canal o despiece procedente de cordero (sin distinción de sexo: macho sin castrar o hembra), sacrificado al destete, en sus primeros 35 días de vida. Por tanto, se trata de un animal alimentado, exclusivamente, con leche materna.
  • Cordero de La Alcarria. Canal, media canal o despiece procedente de cordero (sin distinción de sexo: macho sin castrar o hembra), que tras un período mínimo de 35 días de alimentación con leche materna, el cebo consiste en la administración de piensos compuestos y alimentos de volumen de los que disponga cada explotación ganadera. Todo según las normas y costumbres existentes en La Alcarria. Estos animales serán sacrificados entre los 60-90 días de vida.

Una vez que esta carne llegue a los establecimientos comerciales, se podrá identificar con una etiqueta que incluirá una serie numerada individual en cada envase y el logotipo de ‘Cordero de La Alcarria’.

Quienes consuman ‘Cordero de La Alcarria’ además de tener garantizado un producto de calidad. Al saborearla se encontrarán con una carne que destaca por su jugosidad y terneza. Es de aspecto rosáceo, con una fina capa de grasa externa color marfil, que le confiere un bouquet excepcional.

El ‘Cordero de La Alcarria’ se puede cocinar de distintas maneras: asado, a la parrilla, frito o en guiso, de todas las maneras resulta exquisitito. En La Alcarria, la tradición es cocinarlo asado.